© Historias que me cuento - 2019

Cantos de labor

La palabra brota

de mi corteza vencida

con ella el ermitaño

empapa sus antorchas


dulce sabia de mi vientre coartado

lágrima alimenticia

de la ventisca humana


cuando sueño para la sangre

una renuncia fértil

un horizonte esperanzado

se hace menos denso

el vértigo del desangre

la contemplación de las vísceras dispersas

en las circunstancias cotidianas


Pero en el sueño de los árboles

estaba implícito el incendio

y también la semilla

y la pregunta urgente

el origen de la guerra

el origen de la paz

oprime

oprime

solo sé que su rumor

es el de la raíz que se hunde

solo siento tiempo circulando

vigor de sí mismo

buscando trascender

¿dónde está la apertura

dónde está la paz?


lejos de los sueños

un desarraigo

cerca de las respuestas

una muerte


temo que mi impulso

sea menos hondo

que la pura inercia

y allí donde empujé los silencios

solo persista una palabra

repetida,

sin colores ni vida


son estos mis sonidos

mis días

mis cantos de labor


que entono mientras

siembro silencios indoloros

y leves

y abarco de una sola extinción

toda herencia


Miguel Chavarro